Viajar a Japón con niños

Comparte esta entrada! 気に入ったらシェアしてね!

Viajar a Japón ya es bastante agotador si vas solo o en pareja, pero con niños es una locura, especialmente si son muy pequeños. Para los que estamos casados con una japonesa es un trámite casi obligado para que los abuelos conozcan a sus nietos y por supuesto, cualquier excusa es buena para hacer una escapada al país del sol naciente.

La parte buena del viaje es ir casa de los suegros, situada en un pequeño pueblo costero al sur de Okayama, con lo que desaparece la preocupación por el alojamiento, y las alocadas rutas turísticas en las que acabas visitando 20 ciudades en una semana. En un viaje así, todo es más pausado, los niños marcan el ritmo.

Nos vamos de Barcelona a Kojima con un bebé de 9 meses y una niña de casi 4 años. Desde casa hasta destino tardamos unas 30 horas. Importante asegurarse sí o sí la cuna en los viajes largos de ida y vuelta para el bebé. En estos vuelos de 12-14 horas es recomendable llevar algún antitérmico por si le sube fiebre al bebé. También es recomendable que tome pecho o biberón durante el despegue o aterrizaje para evitar que se le tapen los oídos.

Una vez en Japón, toca coger el tren, que suele estar siempre abarrotado de gente. El transporte en Japón es caro, así que por poco que vayas a moverte, es recomendable que adquieras previamente el Japan Rail Pass. El Rail Pass es un bono de transporte para extranjeros que te permitirá viajar por todo el país a un precio muy económico durante tu estancia. El desembolso inicial puede parecer elevado, pero si hacemos números comprobaremos que es infinitamente más barato que pagar los desplazamientos una vez allí. Si no recuerdo mal, no es necesario para niños menores de 5 años.

Un detalle: es más difícil de lo que puedas pensar el desenvolverse bien en inglés. Muchos japoneses no hablan inglés y otros no quieren hablarlo por «vergüenza» de no hacerlo de forma perfecta. En mis anteriores viajes desistí de intentar comunicarme con ellos en inglés, así que aprendí lo básico para ir al súper a por café enlatado, souvenirs, maquetas, etc.

Japón es un país preparado para dar servicio a más de 126 millones de habitantes en una superficie más pequeña que España. Allá donde vayamos podemos encontrar máquinas de bebidas y tiendas de conveniencia de 24 horas, más conocidas como コンビニ (Konbini). Cualquier cosa que necesitemos para nosotros o para los niños la podemos encontrar fácilmente cerca de donde estemos. Especial mención para los centros comerciales en general, que disponen de magníficos aseos familiares y salas de lactancia con todo lo que se pueda necesitar y una limpieza impoluta.

Un punto muy importante a tener en cuenta en épocas de buen tiempo, es el calor extremo y los altos niveles de humedad que hacen el aire irrespirable y asfixiante. Debido a esto muchos establecimientos tienen el aire acondicionado a unos niveles bajísimos y es fácil coger un resfriado. El bebé se resfrió al poco de llegar debido a esto y le subió la fiebre. El coste de la visita al hospital y las medicinas ascendió a unos 170€. Así pues, es importante contratar un seguro médico que cubra estas eventualidades y llevar algo de ropa de abrigo para los niños aunque sea en pleno mes de agosto.

Otro tema importante a tener en cuenta al viajar a Japón es el jet lag. Al bebé no pareció afectarle. A fin de cuentas, es un bebé. Comen, duermen y lloran cuando quieren. A la niña sí que le afectó. Durante la primera semana, se dormía cada vez que salía a la calle y tuvimos que pedir prestado un carrito para poder movernos por el pueblo. Es recomendable dejarles descansar un par de días antes de empezar a hacer turismo o vida social con la familia.

Japón es un país muy seguro y aunque ocurren cosas como en el resto de países del mundo, es bastante difícil sentirse inseguro caminando por sus calles, igual que es difícil que te atraquen en plena calle o te roben la cartera o el móvil en el transporte público, por poner algún ejemplo. En términos de seguridad, es otro mundo.

En resumen, viajar a Japón con niños puede resultar agotador, pero es un destino ideal para visitar en familia por muchas cosas. ¿Has viajado a Japón con niños o piensas hacerlo? Deja tus comentarios!

Viajar a Japón: Los efectos del Jet lag en niños
Los efectos del Jet lag en niños
0 0 votes
Article Rating

Comparte esta entrada! 気に入ったらシェアしてね!

Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad